Carga a granel en el transporte marítimo, ¿qué considerar?

Al pensar en el transporte marítimo, lo más común es imaginar enormes grúas moviendo contenedores metálicos de grandes dimensiones y colocándolos en un algún buque, listos para ser trasladados a su destino.

Si bien esta estampa del mundo logístico no se aleja de la realidad, para fortuna de las industrias que requieren el traslado de cargas a granel, también existen métodos que permiten un traslado efectivo, respetando la naturaleza de los materiales y productos.

Con esto último nos referimos a mercancía que, por sus características, no puede ser almacenada en envases o empaquetada, por lo que se cuantifica en unidades de masa o volumen y en cuyo caso, la embarcación funge como recipiente.

En este artículo abordaremos la manera en que estos procesos se llevan a cabo dependiendo de si la carga es sólida o líquida y cómo es que en Akzent hemos logrado perfeccionar este tipo de cadena logística para ofrecer un servicio de excelencia a nuestros clientes.

Clasificación de las cargas a granel

Mercancía sólida

También llamada “seca”. A este grupo pertenecen las materias primas y productos que pueden trasladarse directamente de la fábrica, yacimiento o mina, para lo cual las empresas de transporte emplean grúas, tolvas, silos o cintas en las tareas de estiba. Ejemplos de este tipo de carga son productos como la soja o el trigo, maderas y minerales que requieren de embarcaciones especiales llamadas graneleros o bulk carriers para llegar a su destino.

Las características principales de estos buques son su gran tamaño y capacidad de carga, por lo que pueden llegar a pesar 200,000 toneladas, incluso estando vacíos. Por su estructura, compuesta por una única cubierta corrida, varias escotillas y compuertas corredizas, el uso de estas embarcaciones es una excelente opción para empresas de transporte que trasladan materiales como cemento o aluminio.

Nueva llamada a la acción

Mercancía líquida

Este tipo de materias suponen un reto para cualquier empresa logística, dado que su transportación precisa de estándares de seguridad más altos. Especialmente cuando se trata de combustibles o productos químicos cuyo manejo inadecuado podría repercutir en daños ambientales.

Para prevenirlo y llevar a término una cadena logística impecable, el servicio de transporte debe recurrir a tuberías y estaciones de bombeo para la carga y descarga de los líquidos en buques que son también depósitos o tanques, así como a estructuras de doble casco que refuerzan la seguridad en el manejo de sustancias peligrosas, tales como el petróleo o el gas licuado.

Aunque en sus dimensiones son muy similares a bulk carriers, estos buques pueden tener un peso muerto mayor a 400.000 toneladas.

Diferencias entre bulk cargo y breakbulk cargo

El término bulk cargo, que es como se denomina a la carga a granel en países de habla inglesa y tiende a confundirse con el llamado breakbulk cargo, que consiste en la transportación de una carga sobredimensionada o con peso excedente que por dichas características no pueda ser trasladada sino de forma individual o por fragmentos.

Para mover estas piezas, el transporte marítimo encuentra una solución efectiva en los contenedores abiertos o flat rack, que permiten cargar la mercancía desde la parte superior o lateral, habiéndola fraccionado previamente. 

Siendo una empresa logística de clase mundial, en Akzent nuestra prioridad es entregar soluciones efectivas a las necesidades de nuestros clientes. Creemos que en la suma de innovación y adaptación está la clave para seguir creciendo, por lo que no nos conformamos con fórmulas probadas, sino que buscamos la mejora constante en todo lo que implica el servicio de transporte y logística.

Con el objetivo de seguir haciendo de la calidad nuestro sello distintivo, en Akzent, conectamos cada movimiento. 

como-se-disenan-estrategias-de-tarifas-logistica