¿En qué afecta un buen o mal embalaje en mi logística?

En los servicios logísticos, un aspecto esencial es mantener un empaque y embalaje de calidad. Este importante elemento se caracteriza por su utilidad al momento de transportar mercancías, ya que una correcta ejecución del empaquetado asegura y resguarda el producto durante todo el recorrido, haciendo que llegue de manera correcta a su destino final.

Por ello, es muy importante que la persona responsable del embalaje de tu producto invierta el tiempo necesario para hacerlo de la mejor manera. Sin lugar a dudas, es una tarea que conlleva muchísima responsabilidad y conocimiento del tema, ya que no serán los mismos requerimientos para cada tipo de logística de transporte (marítimo, terrestre o aéreo). 

A continuación, te mostramos a detalle algunas otras ventajas, los tipos y funciones del embalaje, además de compartirte las consecuencias de que no se realice correctamente. 

Ventajas que trae a la logística un correcto empaque y embalaje

Además del transporte y comercio de mercancías óptimo, un correcto proceso del embalaje garantiza el cuidado de los artículos en todo momento. Esto es posible gracias a que existen diversos tipos de embalaje muy resistentes y que se adaptan a cada clase de producto.

De igual manera, en la logística de transporte de mercancías con un buen embalaje, se puede realizar una mejor manipulación para el montaje y descarga. Con esto, se evitan problemas por daño del producto y también se minimizan los costos al poder hacer los movimientos de forma eficiente.

¿Por qué es importante utilizar los tipos de embalaje ideales a cada producto?

Cuando una mercancía no cuenta con un buen embalaje, es inevitable que se presenten algunas complicaciones como:

  • Daños en la mercancía, pues parte de las funciones del embalaje es proteger y conservar los productos en todo el proceso logístico.

  • Retraso en las entregas, por daños o no utilizar los empaquetados obligatorios en aduana. Esto también afecta al trabajo de los agentes de carga.

  • Pérdidas económicas, en el flujo de caja y de confianza en los responsables.

  • Necesidad de más personal y más recursos, ya que se tienen que solucionar los problemas, separar los productos dañados y volver a embalar para dar continuidad al transporte de la mercancía mediante los servicios logísticos.

Por ejemplo, en el transporte y comercio de vehículos importados, generalmente se requiere de buques y trenes de carga. Ya sea que se movilice el automóvil completo o por piezas separadas, estos productos deben embalarse en contenedores especiales, resistentes y maniobrar los movimientos mediante pallets que abarquen toda la superficie que ocupan las partes y soporten ese peso.

Un freight forwarder puede ayudar en los movimientos de la mercancía y poner a su disposición a los agentes de carga de la empresa con la finalidad de asegurar el cumplimiento de las normas y medidas en aduana para su logística. 

Sin embargo, es importante que todo aquel que quiera exportar e importar productos, se asegure de que se le aplique el embalaje correcto al tipo de mercancía que comercializa, sobre todo si se transportarán alimentos, medicinas u otro tipo de perecederos.

En Akzent, como freight forwarder en México con experiencia en logística nacional e internacional, te ayudamos y nos apegamos a los lineamientos que nos indiques para proteger tu mercancía y cumplir con la entrega de tus productos y/o cargas en las mejores condiciones.  Comienza a conectar cada movimiento, cotizando a nuestro lado.

eBook: Tipos, cuidados y requerimientos mercancía peligrosa