Últimas repercusiones en las tarifas y rutas de transporte mundial

Las rutas del transporte mundial, sin duda alguna, están sufriendo las consecuencias de la guerra entre Rusia y Ucrania, y ya son varias las repercusiones que está teniendo la contienda bélica en el sector logístico.

Desde que inició, han existido cambios importantes como: la imposibilidad de transitar el espacio aéreo de dichos países, aumento de las tarifas de los combustibles, disminución de los servicios que deben pasar por la zona de conflicto y, por lo tanto, menos espacio para las mercancías, entre otros. 

Todo esto sin tener en cuenta las consecuencias relacionadas a los puertos y aeropuertos de los países involucrados en la guerra.

A continuación, veremos cómo esta situación está afectando a la logística en general y qué se puede esperar en el futuro próximo. 

Fuertes consecuencias en el transporte marítimo

Las cargas marítimas vienen de dos años muy caóticos. Tuvieron que pasar por falta de personal debido a los contagios del coronavirus, la escasez de contenedores y el encallamiento del buque en el canal de Suez.

Y cuando parecía que todo iba a volver a la normalidad previa a la pandemia, se desató la guerra entre Rusia y Ucrania. La retirada de los servicios de transporte marítimo en estos países está provocando un importante cambio de ruta de las cargas.

Además, se agravó la acumulación de carga en contenedores en los puertos y terminales, generando problemas de congestión. Y esto significa más capacidad de transporte marítimo retenido y más presión sobre el suministro de tonelaje, lo que contribuye a aumentar las tarifas.

Otras repercusiones en las rutas de transporte mundial

Las sanciones impuestas a Rusia por la guerra son cada vez más. La línea marítima danesa Maersk y la reconocida empresa alemana DHL ya indicaron que cancelaron sus servicios en el país euroasiático.

Pero esta no es una medida aislada. Las líneas navieras han dejado de aceptar reservas de carga rusa en los puertos, con la excepción de alimentos, suministros médicos y humanitarios.

A su vez, en Europa y Estados Unidos están rechazando los buques procedentes del país dirigido por Putin y algunas empresas están optando por negarse a comprar productos rusos.

Nueva llamada a la acción

Falta de espacios en transportes marítimos, aéreos y terrestres

La guerra impacta en las tres modalidades de embarques. En lo que respecta al transporte terrestre, hay sectores que están paralizados, ya que muchas rutas comerciales pasan por los territorios ahora enfrentados. 

Además, por la falta de conductores de camiones originarios de Ucrania, Rusia y Bielorrusia, se teme que pueden haber retrasos en el transporte de materiales y palets.

En lo que se refiere al transporte por aire, Rusia cerró su espacio aéreo, por lo que cualquier avión de mercancías que pasa por dicha zona tendrá que buscar otra ruta, gastando más combustible y tardando más en hacer el mismo recorrido.

Por último, muchas empresas marítimas se unieron al veto a Rusia, pero cuentan con miles de contenedores que deberían descargar allí y no podrán hacerlo. 

Factores que están influenciando en las tarifas

Entre los factores que influyen a las tarifas se puede destacar que, debido al conflicto bélico, hay cierres de espacios aéreos que hacen que los aviones se tengan que desviar y hacer mayor cantidad de km para poder unir dos aeropuertos. 

Al tardar más en unir dos destinos, las naves pueden hacer menos viajes. Lo que tiene como consecuencia que haya menos espacio disponible para poder trasladar las mercaderías

En cuanto a las cargas maritimas, aumentaron el riesgo de operar en el Mar Negro y Mar de Azov, lo que produce que las primas de seguros para ingresar a dicha zona sean más altas. 

Por lo tanto, los servicios en la región serán limitados y las tarifas más altas.

Las rutas de transporte mundial están en vilo por el conflicto bélico en Europa. Las repercusiones económicas de la guerra llegan a todos los países de una forma u otra.

Ante un panorama de incertidumbre, poder programar los embarques con tiempo puede ser una de las mejores opciones para evitar retrasos o complicaciones en tu logística.

En Akzent podemos ayudarte y asesorarte para lograr que tu carga llegue a destino en tiempo y forma, previendo cambios de rutas o demoras en diferentes puertos para que la operación no se vea resentida por esta situación.

¡No dudes en contactarnos! En Akzent conectamos cada movimiento.

mejores-practicas-para-enfrentar-retrasos-en-tu-cadena-de-suministro