¿Qué consideraciones tener cuando exportas al extranjero?

A la hora de ampliar tu mercado, exportar productos a otros países es una prioridad.  En un mundo cada vez más globalizado, la exportación es la herramienta que todas las grandes empresas usan para lograr llegar a todas partes

El proceso de sacar mercancías hacia el extranjero tiene dos aristas: la logística y la regulatoria

Desde el punto de vista logístico, las acciones operativas son vitales. Las que podemos englobar dentro de este son: manejar la mercancía, atender pedidos, controlar inventarios, evitar las pérdidas, etc. En resumen: todas las labores que conforman la operatividad logística.

Las regulatorias, por su parte, son más de control externo. No eres tú quien decide cuáles son las regulaciones y cómo te afectan, sino que debes adaptarte a ellas y cumplirlas

Por ello, debes de ejecutar de manera interna una política de información constante sobre las nuevas regulaciones, al mismo tiempo que haces ajustes periódicos para lograr su cumplimiento.

Vamos a revisar a profundidad qué consideraciones se deben tener al exportar al extranjero.

Exportación y leyes por países

Lo primero que debemos entender es que la exportación es un acto regulado por leyes locales. Es decir: cada país tiene sus propias regulaciones para poder introducir mercancías al país. Estas regulaciones son:

  • Fiscales.
  • Físicas.
  • Operativas.
  • Arancelarias.
  • Sanitarias.
  • Políticas.

 

Asimismo, las regulaciones de cada país pueden estar enlazadas con regulaciones supranacionales. Es el caso, por ejemplo, de los países que integran alguna comunidad de naciones o algún mercado común. 

En estos casos, nos encontramos con marcos regulatorios comunes en los países que los integran. Estas regulaciones supranacionales se suman a las regulaciones legales internas de cada país

Dicho de otra forma: que un país integre un mercado común, no significa que no tenga, adicionalmente, regulaciones locales.

Estas organizaciones pueden agrupar a naciones de una región específica o unir a países de distintas regiones y continentes. Otras, en cambio, son organizaciones de carácter global.

En el mundo, algunos de los mercados comunes son:

  • La Comunidad Andina de Naciones (CAN).
  • El Mercado Común del Sur (Mercosur).
  • El Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).
  • La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).
  • La Organización Mundial del Comercio (OMC).

Además de las regulaciones legales locales, muchos países son parte de organizaciones como Mercosur y la OCDE que tienen su propio marco regulatorio para exportar.

De manera que al momento de hacer una exportación, debemos considerar cuales son las leyes locales que la regulan. También comprender qué tipo de acuerdos de los que es signatario el país receptor, podrían afectar nuestra mercancía. 

Vista la complejidad regulatoria, lo ideal es asesorarse con expertos, es decir abogados especializados en comercio exterior o empresas de logística reconocidas y con trayectoria en los países a los que queremos exportar. 

Las consecuencias de no hacerlo pueden ser:

  • Sanciones fiscales.
  • Anulación de licencias.
  • Retención de las mercancías.
  • Pérdidas materiales, producto de las sanciones o de retrasos en los procesos de exportación.
  • Y en los casos más extremos: vetos a importar hacia esos países.

 

Análisis de entorno para la exportación

Pasando de los asuntos legales y regulatorios, también tenemos que analizar el ambiente haciendo lo que los analistas expertos en exportación llaman “análisis de entorno”, para el cual se consideran varios factores:

  • Costos.
  • Situación política y social.
  • Sostenibilidad a largo plazo.
  • Seguridad.
  • Expectativas.

Estas consideraciones se dan porque las leyes y regulaciones no son la única limitante, y su aplicación práctica puede presentar dificultades. Un país puede formar un tratado internacional, pero a veces el mismo no funciona igual para cada país signatario. 

¿La razón? Condiciones internas. Un país no solo se determina por lo que dicen sus instrumentos legales, sino por todo su entorno y también su proyección. En esto influyen muchos elementos no previstos en los tratados firmados o las leyes vigentes.

Se trata de entender que un país hacia el que exportamos no se reduce a su situación presente. Por el contrario, la proyección siempre es a futuro: las expectativas y previsiones que puedan hacerse en torno al mañana. 

El análisis sobre el país a exportar debe considerar también su futuro, ya que muchos países tienden a empeorar su situación interna con el tiempo.

Porque no solo queremos exportar una única vez, sino hacerlo de forma constante. Cuando vemos un mercado extranjero, debemos por lo tanto cuestionarnos su situación presente y si tiende a mejorar o no.

Vamos a ver un par de claves para realizar este análisis de entorno:

Consideraciones políticas

En el caso de las consideraciones políticas no nos referimos a lo partidista o asuntos noticiosos, sino su cuadro político general. Las respuestas a esas interrogantes te darán un panorama de cara a la exportación que pretendes realizar. 

Y lo más importante: te dará una visión clara sobre si es viable o no tener ese mercado como meta.

Muchos mercados presentan una buena situación presente, pero tal vez no sea bueno hacer planes a futuro con ellos debido a su inestabilidad.

Mercados como Uruguay, Brasil, Chile y Costa Rica se consideran estables. Sin embargo, otros como Estados Unidos, tienen una clara ventaja superior puesto que sus avatares políticos no suelen afectar mucho su economía. Al final, lo importante es que decidas tu capacidad o aversión al riesgo. 

Consideraciones de costos

Las exportaciones afectarán tus costos de acuerdo al mercado elegido. Veamos los principales factores que inciden en el costo de tu exportación. 

  • Costos fiscales y regulatorios. En algunos mercados, las obligaciones fiscales son bajas, lo que te evita costos. En otros, son mucho más elevadas. 
  • Costos logísticos. Esos costos por regulaciones se suman a los logísticos. Sobra decir que estos variarán de acuerdo a la distancia y complejidad del mercado. 
  • Costos por tipo de productos. Podríamos decir que son parte de los costos logísticos, pero quisimos segmentarlos aparte porque queremos dejar claro que tienen que calcular la diferencia de costos de acuerdo al tipo de producto exportado. 

No será lo mismo exportar alimentos que textiles, materiales pesados que animales vivos, etc.

Las exportaciones tienen diversos costos, los logísticos, los regulatorios y los que se derivan del tipo de mercancía a exportar.

Documentos reglamentarios para la exportación por país

Finalmente, se tiene que sistematizar todo y tenerlo en regla. La exportación puede detenerse si te falta algún documento exigido por la legislación local o la del país receptor.

Los documentos reglamentarios para la exportación por país pueden variar de una nación a otra. Sin embargo, los principales son:

  • Certificado de origen.
  • Reporte de revisión.
  • Certificado de mercancías peligrosas.
  • ATA CARNET, también llamado Certificado temporal de Envío.
  • Certificado de registración.
  • Formulario de Información Electrónica de Exportación (EEI), que sustituye a la anterior Declaración de Exportación del Remitente (SED).

Aparte de esos, otros países tienen exigencias de documentos específicos para el ingreso de animales o alimentos a su territorio.

Proteger tus productos con especialistas

Hemos sido específicos en torno a cada aspecto ligado a la exportación. Como verás, es un proceso que debe ser hecho con cautela. Los errores se pagan en retrasos, costos y pérdidas de mercancías.

La logística es una labor especializada y esa es la principal razón por la que debes considerar auxiliarte con especialistas. Evitarás así poner en riesgo tus productos y, por consiguiente, a tu empresa.

La logística es una labor especializada. Fallar, significa pérdidas, retrasos y costos adicionales. ¡Considera contratar a especialistas en la materia para delegarles ese trabajo!

En Akzent somos especialistas en exportación. Ayudamos a nuestros clientes a cumplir con todas las regulaciones legales, fiscales y documentales pertinentes con el objetivo de que las mercancías ingresen a mercados extranjeros sin contratiempos. 

Contáctanos y conversemos sobre ese mercado que tienes en mente. Estamos seguros de que podremos ayudarte a colocar tus productos allí de forma rápida, segura y eficiente. En Akzent, conectamos cada movimiento.

lograr-desarrollo-sostenible-empresa