Principales diferencias entre transporte multimodal e intermodal

Los conceptos de transporte multimodal e intermodal suelen confundirse y emplearse como sinónimos. Sin embargo, para tomar una decisión adecuada sobre el manejo de cargas que recorrerán grandes distancias, es importante conocer sus diferencias y las ventajas que cada uno ofrece.

En este artículo abordaremos el tema desglosando los aspectos fundamentales de cada uno de estos servicios.

Transporte intermodal vs. multimodal

En la definición de la Comisión Europea, la intermodalidad es una cualidad de la logística terrestre que permite el empleo de al menos dos modos de forma integrada en la cadena de suministro. Esto implica que la mercancía puede ser transportada en un contenedor, conocido como Unidad de Transporte Intermodal (UTI) a través de vehículos como cajas móviles y semirremolques.

La multimodalidad, por otra parte, es una característica de la logística terrestre que también permite el uso de más de un tipo de vehículo para la transportación de cargas, pero a diferencia del transporte intermodal, ofrece la posibilidad de mover varios tipos de carga mediante un solo contrato de transporte.

La confusión entre los términos se da porque ambas modalidades se basan en el uso de distintos medios para asegurar que la carga o mercancía llegue a su destino.

Como hemos mencionado, la diferencia radica en que, en transporte multimodal, el proceso depende de la firma de un contrato con una sola entidad, lo que traduce en que un mismo proveedor sea responsable de la transportación en todas sus etapas.

El transporte intermodal, en cambio, se requiere de la firma de contratos con más de un proveedor de servicio logístico, de la coordinación de acciones entre ellos y de una cuidadosa gestión del tiempo.

Costos logísticos

El transporte multimodal suele ser la elección cuando se prioriza la eficiencia en la entrega sobre la rentabilidad en los costos logísticos, pero el transporte intermodal es también una alternativa ágil y conveniente en muchos casos.

Seguridad

Aunque el transporte intermodal es muy seguro, una flota terrestre enviada a través de un servicio multimodal puede reducir complicaciones posteriores, evitando que el remitente deba contactar a más de un proveedor en caso de alguna incidencia.

Comunicación

En cuanto al contacto entre los operadores del proceso, el transporte intermodal es más ágil, debido a la facilidad que ofrece el trasladar toda la mercancía en un mismo contenedor. De igual manera, las inspecciones se agilizan y resulta más sencillo monitorear la carga.

En el caso del transporte multimodal, la gran ventaja es que la flota terrestre queda a cargo de un único operador, que será responsable de los costos sorpresivos o daños que pudieran presentarse durante el trayecto, lo que también favorece una comunicación directa y expedita.

Cumplimiento de plazos

Ambas alternativas pueden garantizar la entrega oportuna de la mercancía, por lo que determinar cuál es la más conveniente dependerá más de factores como el tipo de carga a trasladar, el destino y la anticipación con que se solicite el servicio.

Si bien hay que dejar de lado el prejuicio de que un servicio logístico intermodal podría demorarse, lo cierto es que la firma de un solo contrato en el caso del transporte multimodal ahorra tiempo, reduce el número de trámites y agiliza cualquier aclaración.

Akzent: el aliado que tu logística necesita

En Akzent podemos trasladar distintos tipos de mercancía a cualquier destino a través de los servicios de Dry Van, Plataforma LTL, Parcel y refrigerado, embarques sobredimensionados o Project Cargo

Además, contamos con una flotilla propia para cruces fronterizos, envíos expeditados o Hot Trucks y ofrecemos servicios de consolidación y distribución. Contáctanos y encuentra la modalidad de transporte ideal para tus envíos.