¿Por qué se elevaron los precios del petróleo y del diésel?

Los precios del petróleo y del diésel son noticia en los últimos meses porque sus alzas y bajas influyen en los costos de cualquier industria. Desde el transporte por carretera de los alimentos, hasta los fletes internacionales más complejos.

La baja de consumo durante la pandemia, la reactivación económica posterior y la actual guerra entre Rusia y Ucrania, hicieron que el valor del crudo y del diésel variara mucho en los últimos años.

En este artículo abordaremos este tema y cómo impacta en la economía de los países:

Contexto de la situación actual: ¿Por qué está sucediendo?

La guerra entre Ucrania y Rusia llevó al precio del barril de crudo a un récord histórico, superando los 100 USD por barril. El gasoil tan necesario para las industrias no se queda atrás, ya que también registró valores históricos en EE.UU, UK y Brasil

A esto se suma que son pocos los países productores de petróleo y hace casi dos años que el flujo del crudo se mantuvo restringido por los efectos de un acuerdo entre los países de la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo) y otros importantes productores como Rusia.

Dicho acuerdo empezó a regir durante la pandemia y mantenía restringida la oferta del petróleo porque los precios se habían desplomado y un barril costaba alrededor de 30 USD

Si bien la industria se reactivó, la oferta restringida de barriles sigue en pie y busca mantener controlado el mercado con el objetivo de apuntalar los precios. Pero en un contexto de crisis, como la que se vive por la guerra en Europa, hace que el valor del crudo y sus derivados se dispare.

¿Cuánto y de qué manera se han incrementado los precios?

Los expertos en el tema toman como referencia la cotización del petróleo de West Texas lntermediate (WTI) de EE.UU. Según esta compañía, el precio del barril estaba en 40 USD, a mediados del 2020, en plena pandemia.

Sin embargo, para octubre de 2021 el precio ya cotizaba el doble, posicionándose en 80,52 USD. En dicho momento se apuntó que el aumento se debía a la reactivación de la economía. 

Debido a la guerra entre Rusia y Ucrania, hoy la cotización del barril de crudo supera los 100 USD en el mercado de Londres. Pero este conflicto no solo afecta el valor del crudo, sino también al del diésel por igual.

El diésel, por su parte, tiene la particularidad de que necesita gas para generar hidrógeno, mismo que se utiliza para eliminar el azufre del gasóleo. Por lo que, siendo Rusia uno de los principales productores de gas, hace que la oferta de este producto esté más ajustada y, en consecuencia, los precios suban

En el caso del diésel, el precio se situó en £ 1,837. y la subida es del 2,26%, según los datos del Boletín Petrolero de la Unión Europea. Por su parte, en EE.UU. el precio promedio del diésel a nivel minorista superó los 5 USD por galón. 

A su vez, en Reino Unido llegó al récord de £ 1,76 por litro (2,30 USD) y en Brasil el precio minorista promedio alcanzó un récord de 5,73 reales (1,11 USD) por litro.

Consecuencias que ha traído en el transporte terrestre

El incremento del precio del barril de petróleo y del diésel genera una cadena de aumentos, ya que al incrementarse el costo de los mismos, las tarifas de transporte terrestre se disparan.

Esto hace que los aumentos de los transportes sean cargados a los dueños de las mercancías, quienes, a su vez, incluirán el costo de transporte al precio final de sus productos. 

Por lo tanto, estos aumentos en el precio del petróleo y el diésel repercuten en las economías de todo el mundo y en la inflación que vemos cada mes. Incluso en los países con economías más estables.  

En el siguiente video se explican las consecuencias del aumento del petróleo en las economías:

 

¿Cómo se puede tratar este problema?

Los países que son potencias industriales tienen reservas federales para hacer frente a este tipo de problemas. De hecho, en los últimos años, EE.UU. utilizó sus barriles de crudo de reserva para colaborar con la oferta y bajar el precio del mismo. 

Lo cierto es que los países buscan de dónde importar estos bienes y posiblemente los productores empiecen a restringir su venta. 

En este sentido, China, uno de los principales exportadores de diésel, está reduciendo sus exportaciones para abastecer su mercado interno. Y Arabia Saudí, uno de los principales proveedores del mismo a Europa, está comprando en lugar de vender.

Los pronósticos indican que todos los países van a tener que tomar las mismas medidas que China para evitar el desabastecimiento.

Cada uno de estos cambios y los aumentos en el precio del petróleo y del diésel repercuten en la logística, así como el costo de los productos que se transportan. 

Una forma de asegurar el precio de tus viajes es pedir con anticipación presupuestos y ver qué tiempo de validez tienen. De esta manera, podrás tener un parámetro de un precio en este contexto de incertidumbre y prepararte adecuadamente.

En Akzent podemos apoyarte a cotizar cualquier servicio de logística, buscando la mejor alternativa para que estos incrementos te impacten de menor manera.

¡Contáctanos hoy mismo!

En Akzent conectamos cada movimiento. 

Nueva llamada a la acción