Crisis y retos logísticos: hacia un plan de recuperación en el 2022

El año 2022 se perfila como un periodo de recuperación económica, lo que implica muchos retos logísticos para las empresas. Gran parte de estos están relacionados con el aumento del flujo comercial y con desbalances en la demanda de productos. 

Estos desafíos no resultan nuevos debido a que gran parte de las recuperaciones económicas conllevan a estos escenarios; donde se incrementa la demanda de un producto específico, mientras que otros se compran cada vez menos. 

De allí que la logística tenga frente a sí grandes retos como el mencionado. Teniendo esto en cuenta, revisemos las principales amenazas de cara al próximo año. 

¿Quieres prepararte ante cualquier reto previsto en la economía en el 2022? Te recomendamos ver este video:  

 

La situación actual y el impacto de la crisis

Curiosamente, uno de los efectos de la crisis mundial derivada de la pandemia de COVID-19, ha sido la llamada crisis de los containers. Se le llama así al actual déficit de contenedores y navieros para el transporte internacional de mercancías. 

Esta crisis se originó por un desbalance en el comercio internacional. Por un lado, la paralización a raíz de los confinamientos globales, generaron una caída en la demanda de productos. Incluso los almacenes sufrieron un sobrestock de productos.

Pero luego, gracias al crecimiento del comercio electrónico (fruto de los mismos confinamientos) y con la recuperación, se dio el efecto contrario. La demanda aumentó de forma tal que la capacidad de transportación marítima de mercancías, se sobrepasó. 

Esto, aunado a incidentes como el encallamiento del buque Evergreen, generó una escasez de contenedores. El impacto se vio en las empresas de logística, que vieron aumentar su demanda como nunca antes. 

El otro aspecto que se ha visto impactado por la crisis es el de la inflación. El índice de precios al consumidor ha aumentado en casi todo el mundo. Los precios acusan el impacto de varios factores; a saber:

  • El aumento de los precios en la logística. Obviamente debido a la escasez de contenedores, que ha ocasionado cuellos de botella en las cadenas de suministro.
  • La inyección de estímulos económicos por parte de los gobiernos, lo que se traduce en un exceso de liquidez. 

  • La crisis energética, que afecta principalmente a Europa, pero cuyo alcance es global.

Principales retos

Esta crisis ofrece oportunidades de negocio para todos. Las empresas de logística tienen ahora un mercado con demandas crecientes al que deben satisfacer, mientras que los exportadores e importadores tendrán más oferta de empresas de logística.

Y es que una de las consecuencias de este tipo de shocks de demanda es el aumento de la oferta para satisfacerla. Al incrementar la oferta, todos se benefician al tener frente a sí mayores opciones para elegir a sus proveedores. 

Dicho de otra forma: la crisis de los contenedores abre las puertas para nuevos jugadores en el mercado de la logística. En tal sentido, lo que debe hacer cada empresa es una estrategia que apunte a la recuperación económica. 

¿Cuál debe ser la estrategia hacia la recuperación?

El 2022 será un momento propicio para elaborar una estrategia de recuperación. La misma tiene que considerar el actual contexto, así como prever los posibles escenarios para el año que viene. 

En general, un plan de recuperación debe considerar:

  • La situación inflacionaria global. Principalmente, porque no es un indicador que apunte a mejorar. Por el contrario, la alerta crece cada día, ya que países como Estados Unidos están experimentando una inflación acumulada de 6,2%

Se trata del mayor índice inflacionario del coloso del norte en más de treinta años. En países como España, que cerró noviembre con 5,2% de inflación, el panorama no es diferente. 

Esta situación te obliga a ser eficaz en tu plan de recuperación. Planifica tus compras y acumula materias primas, ya que subirán de precio. También puedes proteger tus activos cambiándolos a las monedas más estables y menos afectadas por el índice inflacionario.

  • El aumento en los costos de la logística, que se mantendrá hasta que vayan apareciendo nuevas ofertas en el sector. 

  • El crecimiento en los costos de combustibles. Hay una crisis energética, que está afectando los costos de los combustibles. Obviamente esto repercutirá en los precios del transporte, sea marítimo o aéreo.

  • La necesidad de contar con un proveedor de logística confiable. Este punto resulta medular, ya que si no aseguras tu logística, podrías ver afectado el flujo de tus mercancías. Da igual si eres importador o exportador.

  • Seguir aplicando un plan estratégico efectivo. Si mantienes el rumbo y apuestas por crecer en 2022, los beneficios serán enormes, ya que la recuperación económica global eventualmente repercutirá en tus ganancias. 

Como mencionamos, el 2022 se perfila como un año de recuperación económica. Característica que debes tener en cuenta. Sobre todo luego del impacto y la paralización de 2020, y de un 2021 por la crisis. 

Es durante este periodo que se accionará la economía rebote. Esto significa que vienen muchas oportunidades de negocios, pero también retos. 

En Akzent estamos convencidos de que nuestro papel el próximo año es ser el mejor proveedor de logística en 2022. Nuestros clientes pueden tener la seguridad de que tendrán en nosotros una logística segura, eficiente y tecnológicamente avanzada.

Contáctanos y empecemos a trabajar juntos en el plan de recuperación de tu empresa con miras al año que viene. Aunque parezca que hay varias crisis en paralelo, son momentos así cuando las empresas ganadoras surgen y prevalecen.

Nueva llamada a la acción