CIF y FOB: conoce su significado, diferencias y precios

Como seguramente sabes, el CIF y FOB son términos muy comunes en los negocios internacionales. Principalmente porque se relacionan estrechamente con la exportación e importación de la mercancía o materia prima. 

En general, estos conceptos y términos van a designar las responsabilidades contractuales que tienen los transportes de carga. Igualmente, establecerá la responsabilidad que tienen las partes involucradas sobre esta transportación. 

Por lo tanto, para que puedas establecer cuál es el sistema de responsabilidad que te conviene, será necesario que distingas muy bien qué implica el CIF y FOB. En este artículo te contaremos cada uno de estos aspectos detalladamente:

¿Qué es el CIF?

Estas siglas en inglés significan Cost Insurance and Freight y hace referencia al costo, seguro y flete de la logística marítima o fluvial. Misma que debe ser respetada tanto por el vendedor como comprador. 

Generalmente, el CIF es utilizado para los productos de gran valor, como los industriales. Esto para evitar gastos o documentos aduaneros al comprador, puesto que es el vendedor el que cubre los gastos de envío, seguro, documentación y transporte desde su almacén hasta el embarque correspondiente. 


Por lo tanto, en este proceso se incluyen todos los tipos de seguros involucrados, el IVA internacional, fletes y otros costes que podrían llegar a generarse en el transporte de la mercancía.

¿Qué es el FOB?

Ahora definamos el FOB. Estas siglas en inglés hacen referencia a la frase Free On Board, lo que se traduciría en Libre a Bordo. En este caso el vendedor se encarga de los gastos de transporte, seguro y vela por la seguridad de la mercancía solo hasta que esta se sube al buque acordado en el puerto. 

Como lo indica su significado, la responsabilidad del vendedor estará limitada hasta el puerto de carga. Es decir, una vez que esta fue cargada al medio de transporte respectivo. 

Principales diferencias entre CIF y FOB

Ahora que sabemos el significado de CIF y FOB, profundicemos en sus principales diferencias. La más grande de estas se basará en el grado de responsabilidad que se tiene en cada una. Ya que con el CIF se tendrá cada aspecto del transporte resuelto, mientras que con el FOB deberás encargarte de organizar y costear todos los detalles vinculados. 

Por lo tanto, si decides usar CIF, será el vendedor el que seleccione la empresa de transporte, el tipo y la ruta a usar para desplazar la carga. De hacerlo por FOB se tiene la posibilidad de escoger algunos aspectos del proceso según la predilección que se tenga. 

En este sentido, se dice que el FOB podría darle al comprador un mayor control y posibilidad de maniobra de la mercadería, ya que este se encargará de todo una vez que su producto esté en el buque. 

Caso contrario pasaría con el CIF, que es muy inflexible en diferentes aspectos relacionados con el transporte; ya que es el vendedor el encargado de toda la operación y es poco probable que salte su propio proceso por una solicitud imprevista por parte del comprador.

Nueva llamada a la acción

Precios del CIF y FOB

Los costos o precios que implica la transportación internacional de mercancía con las modalidades FOB y CIF pueden variar. Sin embargo, es imposible asegurar cuál de estas opciones es la más económica. 

Considera que si estás pensando importar en condiciones CIF es el vendedor el que se encargará de todo, por lo que este servicio podría tener un costo elevado. Pero, resulta la mejor opción si no cuentas con experiencia para responder ante diferentes riesgos y complicaciones que no son sencillas de traer. 

Es por esto, que contar con un experto logístico que te ayude a completar este proceso de forma adecuada te asegurará un mejor precio a largo plazo. 

Ahora bien, si cuentas con la experiencia necesaria, puedes optar por el FOB. Esta será una opción más segura, competitiva y económica a largo plazo, ya que ahorrarás tiempo y costos en la operación.

Recuerda también que el precio del FOB será el valor de la mercancía en el puerto. En este se incluye el costo del empaquetado, etiquetado, gastos de aduanas, flete desde el lugar de producción hasta el puerto y los gatos de puerto. 

Por otra parte, para determinar con precisión el precio del CIF, el vendedor debe aplicar la siguiente regla: sumar el costo de la mercancía, más el seguro, más el flete. Por lo que el comprador no debe preocuparse por calcular el costo. 

¿Cuál es más conveniente?

Antes de escoger cuál le conviene a tu negocio, es necesario que también evalúes cuanta experiencia tienes en este campo para determinar si requieres de un sistema CIF o FOB. Tener este punto en cuenta te permitirá optimizar el transporte de tu mercancía. 

En general, el CIF te permitirá hacer operaciones internacionales de forma más fácil, incluso si no tienes ningún tipo de conocimiento de los negocios internacionales. Por lo que, si es tu caso, es una buena alternativa.

El FOB, en cambio, será un terreno mucho más complejo de transitar para un comprador principiante. En especial porque se podría cargar con sobrecostos o un mal manejo de la mercancía que podría ponerla en riesgo. 

Es por eso que FOB es la opción más recomendada para los compradores que ya tienen experiencia en el campo y saben todos los pasos que deben seguir para no poner en riesgo su mercancía.  

Como vimos, el CIF y FOB son los dos incoterms más utilizados alrededor del mundo. Por eso es importante conocer a qué hace referencia cada uno y cuáles son sus diferencias, de forma que se pueda escoger el sistema más conveniente para tu empresa. 

Tomar una buena decisión, en este sentido, te garantizará un buen manejo de tu mercancía, así como el ahorro de tiempo y dinero en este proceso. Lo cual siempre es una ventaja. 

¿Necesitas ayuda para transportar tu mercancía? En Akzent podemos brindarte un servicio de logística integral para que logres alcanzar las metas que tienes en tu negocio. Contáctanos y te acompañaremos a conectarte con cada movimiento.  

Nueva llamada a la acción